Metodología de desarrollo y tecnologías utilizadas

Versión actual de WOCU-Monitoring

La versión actual de WOCU (denominada stable) es la 47, y fue publicada el 01 de Septiembre de 2021. La versión inmediatamente anterior (denominada oldstable) es la 0.46.

Ambas versiones son soportadas por el equipo de WOCU en entornos de producción y reciben parches por mal funcionamiento o por problemas de seguridad.

Alentamos a los usuarios con una versión más antigua que las anteriores a que actualicen su infraestructura a la última versión estable.

Según la política de lanzamiento aplicada, WOCU-Monitoring publica una nueva versión estable cada dos meses.

Revisa los cambios de las últimas versiones publicadas:

Metodología y ciclo de desarrollo

Desde el inicio, WOCU implementa una metodología agile para su desarrollo continuo, otorgando un mayor énfasis en el valor práctico del producto. La solución adoptada es propia, basada en Scrum, pero adaptada a las necesidades del contexto en el que se desarrolla el producto. Cada año se realiza una planificación anual, delimitando subperiodos de duración similar, denominamos Sprints.

El ciclo de desarrollo impacta directamente en el ciclo de release del producto. El fin de cada ciclo conlleva la actualización y publicación de una nueva versión. Cada nueva versión del producto se etiqueta siguiendo el estándar de facto semver. Las fases que componen este proceso son las siguientes:

  1. Etiquetado de las versiones estables de todas las piezas que componen el producto.
  2. Actualización del repositorio principal con las nuevas versiones de sus piezas.
  3. Construcción, empaquetación y almacenamiento del nuevo artefacto correspondiente a la nueva versión.

Respetamos los plazos estimados para cada iteración, lo que implica lanzamientos más frecuentes que ayudan a reducir las interdependencias y brindan más flexibilidad al producto.

Proceso de desarrollo, pruebas y despliegue

El proceso de desarrollo está orientado a realizar un incremento de funcionalidad del producto y conlleva un ciclo de integración continua, que empieza con un cambio en la base de código y termina con la construcción de un artefacto software.

La fases se repiten por cada cambio que se introduce en el software y cada solución puede originar cambios en una o varias piezas del producto siguiendo un modelo iterativo.

La verificación se realiza siguiendo las mejores practicas como TDD y la construcción de las diferentes piezas del producto se realiza de forma automatizada en un entorno de integración continua preparado para tal efecto.

La construcción se realiza de forma periódica en el entorno de integración continua, cuyo resultado es un artefacto que posteriormente se almacena en un repositorio de binarios, en el que se encuentran las diferentes versiones del producto.

Por último, se realiza un despliegue automatizado a los entornos de pruebas previos a los entornos de producción, con la finalidad de probar el producto y detectar posibles errores, haciendo enfasis en la validación funcional y no funcional, especialmente la validez y el rendimiento general del producto.

Tecnologías principales